Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

Grupos de Astronomía en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


✨Dúo de galaxias y nebulosa de flujo integrado

Jueves 21 de Septiembre de 2017




"Yo había fotografiado este asombroso par de galaxias M81 y M82 en 2008 pero no fue hasta que estuve estudiando uno de los tutoriales de Tony Hallas que vi por primera vez su increíble imagen de M81 rodeada por Arps Loop y la nebulosa de flujo integrado, a partir de ese punto en uno de mis objetivos era capturar estas débiles nebulosas que solamente están a algunos cientos años luz" dice Terry Hancock en su página web Downunder Observatory. Ciertamente M81 y M82 son un objetivo difícil abarcando un gran campo en el cielo, sobre todo cuando se intenta capturar en la misma imágen débiles nebulosas que están a millones de años luz de las dos galaxias. M81 y M82 se capturan y procesan fácilmente en primer plano, por eso el reto de Terry era muy interesante y trabajoso. Por fin publicada la imagen final, vemos que podemos mejor que nunca, situar a M81 y M82 con todo el espacio que las rodea, sin tener que imaginar que objetos se pueden observar en sus inmediaciones.

La Galaxia de Bode M81, ó NGC 3031, es una galaxia espiral ubicada a 12 millones de años luz en la constelación de la Osa Mayor. Fue nombrada en honor a Johann Elert Bode, quien la descubrió en 1774. La primera supernova observada en ésta galaxia fue en 1993. Contiene aproximadamente 250.000 millones de estrellas, siendo ligeramente más pequeña que la Vía Láctea, y es uno de los mejores ejemplos de una espiral de gran diseño. La Galaxia del Cigarro M82 ó NGC 3034, es una galaxia satélite de M81, en la imagen aparece a la izquierda del centro. Es alargada y estrecha, un prototipo de galaxia con brote estelar, caracterizada por una elevada tasa de formación de estrellas, causada probáblemente por una interacción gravitatoria con M81 hace entre 200 y 500 millones de años. En primer plano se ve una nebulosa en la parte superior de la imagen, precisamente la que Terry trataba de capturar junto a M81 y M82. Detalles técnicos.

✨Colisión en el Quinteto de Stephan

Miércoles 20 de Septiembre de 2017




¿Sobrevivirá alguna de estas galaxias en medio de ésta colisión? En lo que podría considerarse una semifinal de un torneo galáctico, las dos espirales de NGC 7318 están chocando. Cuando las galaxias colisionan pueden suceder muchas cosas, tales como la distorsión gravitacional, la condensación del gas para producir nuevos episodios de formación estelar, y finalmente, la fusión de las dos galaxias. Dado que estas dos galaxias son parte del Quinteto de Stephan, en los mil millones de años venideros seguramente tendrá lugar una final entre las galaxias con el resultado de muchas estrellas dispersas y una sola gran galaxia.

Muy posiblemente, la galaxia restante no se identificará fácilmente con alguno de sus componentes galácticos iniciales, dado que se formará una gigantesca galaxia con un tamaño desproporcionado sin ningún parecido a las actuales galaxias que pueblan este peculiar grupo. El Quinteto de Stephan fue el primer grupo de galaxias identificado. Se encuentra a unos 300 millones de años luz de distancia de la Tierra y es visible con un telescopio de tamaño moderado en la constelación del caballo alado (Pegasus). La imagen se creó a partir de fotografías tomadas por el Telescopio Espacial Hubble.


Crédito:   Hubble Legacy Archive / NASA / ESA; Processing & Copyright: Jose Jimenez Priego 

✨El remanente de la supernova Vela

Martes 19 de Septiembre de 2017




Hace aproximadamente  entre 11.000 y 12.000 años, explosionó una estrella masiva en la constelación sur de la constelación de la Vela. La materia eyectada por la supernova dispersó el contenido de la estrella en el medio interestelar circundante creando frentes de choque de enormes cantidades de gas y partículas de alta energía. La materia calentada brilla en luz visible, así como la emisión de radio y rayos X que continuará durante miles de años hasta que todo el remanente de la estrella moribunda se disipe completamente en el espacio. Las supernovas enriquecen el medio interestelar circundante con elementos pesados ​​como el carbono, el nitrógeno, el oxígeno, el silicio, el azufre y el hierro, que sólo pueden ser creados por el intenso calor dentro de los hornos nucleares de las estrellas. Las supernovas desempeñan un papel importante en la dinámica y la ecología de las galaxias a medida que los frentes de choque en expansión desencadenan el colapso de las nubes moleculares cercanas, lo que conduce al nacimiento de nuevas generaciones de estrellas.

Nuestro Sol contiene elementos más llamativos que aluden a su origen de una antigua supernova hace unos 5 mil millones de años. Las supernovas son esenciales para el establecimiento de la vida, ya que varios de los elementos más pesados ​​críticos que se encuentran dentro de los organismos vivos sólo pueden ser formados o desembolsados ​​por la destrucción violenta de estrellas masivas. El púlsar de la Vela (PSR B0833-45 ó PSR J0835-4510) es una estrella de neutrones de rotación rápida fue descubierto por los astrónomos en 1968 y fue la prueba observacional directa de que las supernovas forman púlsares. El púlsar del remanente de la Vela tiene un período de giro de 89 milisegundos. Detalles técnicos.

✨El colorido cúmulo estelar NGC 3590

Lunes 18 de Septiembre de 2017




En esta colorida imagen obtenida por el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, vemos el cúmulo estelar NGC 3590. Estas estrellas brillan frente a un impresionante paisaje de manchas oscuras de polvo y coloridas nubes de gas brillante. Este pequeño encuentro estelar revela a los astrónomos algunas claves sobre cómo se forman y evolucionan estas estrellas, al tiempo que nos da pistas acerca de la estructura de los brazos espirales de nuestra galaxia. NGC 3590 es un pequeño cúmulo abierto de estrellas que se encuentra a unos 7.500 años luz de la Tierra, en la constelación de Carina. Está formado por docenas de estrellas vagamente ligadas por gravedad y tiene unos 35 millones de años. No se trata sólo de un cúmulo bonito, es además muy útil para los astrónomos. Mediante el estudio de este cúmulo tan particular, y otros más cercanos, los astrónomos pueden explorar las propiedades del disco espiral de la Vía Láctea. NGC 3590 se encuentra en el segmento individual más grande del brazo espiral que puede verse desde nuestra posición en la galaxia, el distintivo brazo espiral de Carina.

La Vía Láctea tiene múltiples brazos espirales, largas y curvadas corrientes de gas y estrellas que se extienden desde el centro galáctico. Los brazos principales, con un mayor número de estrellas, y dos brazos menores, se nombran según las constelaciones en las que son visibles. El brazo de Carina se ve desde la Tierra como un pedazo de cielo densamente poblado de estrellas. El nombre de este brazo, Carina o la Quilla, es absolutamente apropiado. Estos brazos espirales son en realidad, ondas de gas y estrellas amontonadas que barren el disco galáctico, desencadenando brillantes estallidos de formación estelar y dejando en su estela cúmulos como NGC 3590. Encontrando y observando estrellas jóvenes como las de NGC 3590, es posible determinar las distancias a las diferentes partes de este brazo espiral, aprendiendo más sobre su estructura. Un cúmulo abierto típico pueden contener desde unas pocas decenas a unos pocos miles de estrellas, proporcionando a los astrónomos pistas sobre la evolución estelar.



Las estrellas en un cúmulo como NGC 3590 nacen de la misma nube de gas y más o menos al mismo tiempo, haciendo de estos cúmulos los lugares perfectos para poner a prueba las teorías sobre cómo se forman y evolucionan las estrellas. En esta imagen obtenida por el instrumento Wide Field Imager (WFI), vemos el cúmulo y las nubes de gas que lo rodean, que brillan en tonalidades anaranjadas y rojas debido a la radiación procedente de las estrellas calientes más cercanas. El gran campo de visión de WFI también ha captado un enorme número de estrellas de fondo. Para obtener esta imagen, se realizaron múltiples observaciones utilizando diferentes filtros para captar los variados colores de la escena. Esta imagen fue creada mediante la combinación de imágenes tomadas en las partes visible e infrarroja del espectro y utilizando un filtro especial que recogió sólo la luz que proviene del hidrógeno brillante.


Crédito:  ESO / G. Beccari

✨El Triángulo de Pickering por Metsävainio

Domingo 17 de Septiembre de 2017




Esta noche en Universo Mágico disfruta del espectacular paisaje cósmico. El finlandés JP Metsävainio es todo un maestro en el procesamiento de imágenes astronómicas. Fiel al documento científico, mediante software de última generación Metsävainio pone en relieve la profundidad del paisaje, en éste caso centrado en el famoso Triángulo de Pikering ó NGC 6979, que es una pequeña parte del remanente de una supernova que explosionó hace unos 7.500 años, dejando tras de sí filamentos de polvo y gas que se pueden ver en la imagen. El remanente es en realidad mucho más grande, es conocido popularmente como la Nebulosa del Velo, que se encuentra en los dominios del El Muro de Cygnus. El Muro de cygnus es una formación situada en la constelación del Cisne, que está compuesta en uno de sus bordes por un frente de denso gas y polvo, lo que le da forma de muro. La Nebulosa del velo, parte desde el Muro de Cygnus hacia el otro borde del muro, mucho menos denso. Una de sus partes representa el Triángulo de Pickering. Hace miles de años la luz de la reciente supernova era comparable al de la Luna creciente, permaneciendo visible para las personas que habitaban la Tierra en aquella época incluso de día.

Hoy el resultante remanente se ha desvanecido y ahora sólo es visible a través de pequeños telescopios. La gigantesca estructura de la Nebulosa del Velo está situada a 1.400 años luz de distancia de la Tierra y cubre el tamaño de 6 veces la Luna llena en el cielo. La nebulosa es conocida entre los astrónomos por ser difícil de ver visualmente, a pesar de tener una magnitud global de 7. Sin embargo con un telescopio, utilizando un filtro OIII (un filtro de aislamiento de la longitud de onda de la luz de oxígeno doblemente ionizado), permitirá a un observador ver la nebulosa con claridad, ya que casi toda la luz de esta nebulosa es emitida en esta longitud de onda. Con un telescopio de 8 pulgadas (200 mm de diámetro) equipado con un filtro OIII, permite ver fácilmente el delicado encaje que se aprecia en las fotografías. Este objeto es uno de los mayores y más brillantes emisores de rayos X.


Crédito:   JP Metsävainio / Astro Anarchy